Vender piso

▷ ¿Qué gastos debe afrontar el vendedor de un piso?

¿Qué gastos debe afrontar el vendedor de un piso?

A la hora de vender un piso es importante conocer que gastos supone la operación para el vendedor:

1. Plusvalía municipal.

La plusvalía municipal, también conocida como Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, es un impuesto que se materializa cuando donas, heredas o, en este caso, vendes un inmueble.

Si quieres calcular su cuantía tienes que saber cuál ha sido el incremento real del valor del suelo urbano del inmueble. Para ello debes estar el corriente de:

  • Años que has tenido en propiedad la vivienda o inmueble.
  • El valor catastral del inmueble.
  • La tasa de revalorización
  • El impuesto de plusvalía
  • Las bonificaciones establecidas por el ayuntamiento.

2. Ganancia patrimonial en el IRPF

¿Resides en España y quieres vender tu vivienda? Entonces, debes abonar la ganancia patrimonial correspondiente al tributar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

¡Ojo, porque no siempre debes tributarlo! Como vendedor, tendrás que pagar el IRPF siempre y cuando el valor obtenido al realizar la venta sea superior al que pagaste cuando realizaste la compra de dicho inmueble.

Más aún, si el inmueble objeto de la transmisión es tu residencia habitual y vas a adquirir otro inmueble que se convierta en tu residencia, ¡la parte de la ganancia que reinviertas en la compra de tu nueva vivienda estará exenta!

3. Gastos de notaría

Para materializar la escritura y que se realice correctamente la compra-venta debes disponer de toda la documentación, trámites, pagos y certificados en regla. Por ello, para ciertos puntos del proceso vas a precisar de los servicios de un notario, que supondrán un coste para ti.

Por ejemplo, la cancelación de hipoteca (si la tuvieras) y cancelación registral, para la obtención del certificado de eficiencia energética o el documento que certifica que estás al corriente con la comunidad.

4. Cancelación de la hipoteca y cancelación de registro

Si tienes una hipoteca de la vivienda que quieres vender, tendrás que cancelarla previamente. Para realizar la cancelación en el registro de la
propiedad puedes hacerlo a través de la notaría o incluso, si te informas de todo el proceso y los trámites necesarios, puedes hacerlo tú mismo.

5. Subrogación de la hipoteca

¡Toma nota! Si todavía no has liquidado la hipoteca y el comprador está de acuerdo, en lugar de cancelar la hipoteca puedes subrogarla. Este
trámite, consiste en cambiar el acreedor de la hipoteca, por lo que en lugar de ser tú, pasará a serlo el comprador. Se mantienen las mismas
condiciones que tenías previamente.

6. Copia de la escritura de compraventa

La copia de la escritura de propiedad es un trámite más que necesario realizar cuando te dispones a vender tu vivienda. A estas alturas ya
sabes que los trámites relacionados con la compraventa de un inmueble deben estar avalados por el Registro de la Propiedad.

Además, su coste no es muy elevado y puedes obtener la copia rápidamente: la nota simple ronda los 20€ y la puedes solicitar online.

7. IBI: Impuesto sobre Bienes Inmuebles

El Impuesto de Bienes Inmuebles es de carácter anual y debes pagarlo el 1 de enero de cada año si eres propietario de una vivienda. Importante: si se efectúa la compraventa, se puede repercutir al comprador la parte proporcional del impuesto por los días pendientes hasta final de año.

8. Gastos de la inmobiliaria

La mayoría de inmobiliarias cobran al vendedor entre un 3% y un 6% del precio. Esto da la falsa percepción de que la inmobiliaria tiene interés
en vender a un precio alto ya hemos visto que no necesariamente es así. Si quieres maximizar el precio busca una que aumente el beneficio con
el precio.